La gran familia escolapia recoge en sus cauces varios siglos de experiencia educativa. Recibe en herencia los rasgos que le caracterizan de modo muy significativo dentro del amplio campo de la educación. PAULA MONTAL, cuya vida recorre todo el siglo XIX, hace suya la pedagogía del gran pedagogo JOSÉ DE CALASANZ, al que le debemos la primera escuela gratuita de la historia educativa del siglo XVI.

 

Es una EDUCACIÓN con un conjunto de matices específicos que marcan la impronta de nuestra pedagogía en todos los lugares donde las escolapias ponemos nuestro nombre y nuestro trabajo. Definida y original, querida y guardada desde siempre, no se opone a la flexibilidad y adaptación permanente a lugares y condiciones concretas en cada momento, siempre buscando la verdad humana científica y trascendente. No en vano Calasanz definía al educador como cooperador de la verdad. Algunos de nuestros rasgos propios son:

 

1. Nuestra escuelas tienen un marcado carácter popular que mantiene abiertas las puertas a todo tipo de alumnos y alumnas sin ningún tipo de discriminación social, religiosa o étnica.

2. Damos especial relieve a la originalidad de cada alumno y alumna, ayudándoles a descubrir, orientar y desarrollar todas sus capacidades.

3. Favorecemos la creatividad y la expresión dinámica y artística.

4. Enseñamos adecuadas técnicas de estudio que les preparan para el acceso al saber a lo largo de toda la vida.

5. Fomentamos un aprendizaje basado en el interés y la motivación constante, sin excluir el esfuerzo personal en el trabajo individual y de grupo.

6. Aceptamos con apertura el progreso y la técnica, pero luchamos contra la deshumanización que pueden comportar.

 

Nuestro concepto de escuela va más allá de los límites del horario escolar, dando relieve a las actividades que favorecen la educación del tiempo libre: deporte, grupos y asociaciones culturales, sociales, religiosas y culturales.

Mujer
Familia
Educación
Espiritualidad
Copyright © 2016. Hijas de María Religiosas Escolapias
SiteLock