Escolapias

Así Somos

Animación en la fe

Espiritualidad

Santa Paula Montal Fornés sensible a la realidad de su tiempo y encarnada en el ambiente socio-cultural de su Arenys de Mar, natal, constató que a la sociedad y a la Iglesia les faltaba una mayor cooperación de la mujer, con una adecuada formación humano-cristiana y cultural, dado el papel que la nueva sociedad industrial le asignaba. Tuvo la certeza de que la mujer era un elemento básico e imprescindible en la transformación de la sociedad, a través de la familia, especialmente, y, también, en cualquiera de las actividades. Pero debía estar formada e instruida convenientemente. Sintió que Dios la llamaba a esa misión: dedicarse a la promoción integral humano-cristiana de la niña, de la mujer para que viviera en plenitud su dignidad de persona, de hija de Dios. Su lema es claro exponente de ese ideal, plasmado en la frase: "Quiero salvar las familias enseñando a las niñas el santo temor de Dios". A lograr ese ideal formativo-educativo iban encaminadas sus escuelas para niñas.

 

Paula Montal fue "un abnegado apóstol de la promoción cultural, humana y cristiana de la mujer", modelo de sencillez y espíritu de servicio. Como "madre y maestra" marcó pautas innovadoras en su pedagogía de vanguardia, que todavía siguen siendo vivas, fecundas y transformadoras. Fue una mujer carismática, con un "don innato" para la educación femenina, que aportó a la sociedad de su tiempo y de todos los tiempos, una institución religiosa, las Escolapias, exclusivamente docente, de talante innovador, ambiciosa en sus programas educativos, real y encarnada en ambientes populares, que quiere transformar la sociedad a través de la mujer, célula primigenia de la familia y con una influencia cada vez mayor en la sociedad.

La infancia y la juventud femeninas necesitaban corazones de madre para salir de la pobreza humana y de la marginación cultural. Paula Montal, con sus escuelas, fue una respuesta válida para aquella situación discriminatoria educativa que vivía la mujer de su época y continua siéndolo, porque su mensaje sigue siendo hoy, urgente y de plena actualidad en todas las partes del mundo. Por eso, la figura profética de Paula Montal es modelo e inspiración interpelante como mensaje educativo para el siglo XXI.

 

Paula Montal fue buena noticia... Las comunidades de religiosas escolapias continúan su obra..., buscando..., educando..., y son buena noticia para los niños, jóvenes y mujeres de los cuatro continentes.

Mujer
Familia
Educación
Espiritualidad
Copyright © 2016. Hijas de María Religiosas Escolapias
SiteLock