Escolapias

Escolapias en Indonesia

Historia de nuestra misión

ECUADOR
CUBA
INDONESIA
El pasado 2 de agosto de 2014, alrededor de las once de la noche, las dos primeras misioneras, Hna. Monalisa Buton y Hna. Elenlie Alvarado, acompañadas por Hna. Teresa Fernández, Superiora provincial de Ntra. Sra. de Asia y Hna. Estrella Bordalba, Superiora Delegada de Filipinas, llegaron a Indonesia para iniciar una nueva misión Escolapia en este país. Fueron recibidas por los padres escolapios en su comunidad en Tini, Atambua. Se hospedaron en el convento de los padres escolapios durante una semana. Luego, el 9 de agosto de 2014, se trasladaron a la casa que rentaron, propiedad del Sr. Ansel Ngamo. Estaba a poca distancia del convento de los padres escolapios, donde tienen su Eucaristía diaria. Lo primero que preocupaba a las Hermanas era aprender el idioma para interactuar con la Gente. P. Victor Gil Grande, un escolapio, ayudó a las hermanas a buscar un maestro que les enseñara el idioma bahasa. Además de la profesora profesional que les enseñó el idioma, las hermanas también tienen la oportunidad de practicar su idioma con los niños todas las tardes en las que tenían clases de inglés con ellos. Después de un mes, las dos hermanas ya pudieron interactuar con las personas que lo rodeaban con las pocas palabras que aprendieron. Al principio solo se dedicaban a dar clases de inglés con los niños todas las tardes. Aparte de las clases de inglés con los niños, todos los sábados por la noche tienen catequesis y clase de biblia que comparten con los niños católicos. También se dedicaron a la promoción vocacional en colegios y diferentes parroquias. Un año después, los padres escolapios ya se habían trasladado a su nueva casa ubicada en Nekafehan, que está un poco lejos del lugar donde se alojan actualmente las hermanas. Desde ese momento, las hermanas deben caminar casi una hora todos los días para tener la Eucaristía diaria. Deben salir de la casa a las 5:00 a.m. para llegar a la misa a las 6:00. Casi un mes, estuvieron en tal situación hasta que las hermanas decidieron buscar otra casa para alquilar, cerca de los padres escolapios para poder asistir a la Eucaristía diaria. Gracias a Dios, pudieron encontrar una casa muy cerca de los escolapios que se encuentra a cinco minutos a pie. La casa era muy sencilla, pero adecuada y tranquila para vivir como en un convento, además la renta era módica. El 2 de mayo de 2016, casi dos años después de que las hermanas llegaran a este lugar, fue un día de júbilo porque al fin, fueron aceptadas por el obispo Mgsr. Dominikus Saku, obispo de Atambua. Las hermanas recibieron el permiso para compartir el trabajo pastoral de la Diócesis. Con la carta de aceptación de la Diócesis, la Comunidad “Santa Paula” fue erigida oficialmente como nueva Comunidad el 19 de agosto de 2016 por la Madre General. Con la gracia de Dios y con la generosidad del Instituto, finalmente después de cuatro años de presencia en este país, ya compramos una casa y un lote propiedad del Instituto, que ahora podemos llamar nuestro. La casa y el lote se compraron el 24 de mayo de 2018. Se ubicó en Jln. Lilin, Nekafehan, Atambua, Belu, NTT, Indonesia. Dirección Comunidad de Santa Paula (Susola Skolapias) RW 01 / RT 14 -Jln. Lilin, Nekafehan Kel. Tulamalae, Kec. Atambua Barat Kab. Belu, prov. NTT INDONESIA Apostolado Al estar en un país musulmán en el que todo está controlado por el gobierno, las hermanas, incluso después de muchos años de permanencia en el país, solo tienen una visa de turista y con esa visa no se les permite participar en ninguna actividad lucrativa. Así que sus principales actividades son trabajar por las vocaciones. Cada tarde tienen clases no formales, en la casa de la comunidad, con los niños desde el jardín de infantes hasta la escuela secundaria. Recibieron una compensación basada en la generosidad de los padres que valoraron el trabajo de las hermanas al enseñar a sus hijos. Además de las clases con los niños durante todos los días de semana, los sábados tienen un apostolado con los niños y con los padres que no saben leer y escribir. A quienes ya saben leer y escribir, les enseñan inglés y catequesis infundiendo siempre el espíritu de Madre Paula. También la Hna. Monalisa B. está ayudando en una de las escuelas católicas de la Diócesis como Consejera de Orientación para tener una participación en el trabajo pastoral de las Diócesis que también está en línea con nuestro carisma y misión. Actualmente, esta comunidad la integran tres escolapias filipinas.

Misión

Internados
Colegios
Fundaciones E. España
Casas de Espiritualidad
Acción Social
Proyectos Misioneros
Historias de Misión
Movimiento CERCA
GALERÍA DE FOTOS