Escolapias

PROFESIONES TEMPORALES EN FILIPINAS

A pesar de esta crisis de Covid, el Señor nos ha demostrado que nadie ni nada puede separarnos de Su amor. Estamos seguros de su presencia permanente y amor incondicional por cada uno. Él continúa guiándonos para responder a su llamada.

 

El 14 de junio de 2020, con motivo de la fiesta del Corpus Christi, tuvo lugar en diferentes lugares y momentos, la Profesión Temporal de las novicias Joy Ablen y Ermelinda Nekleu.

 

A las 10:00 de la mañana, la comunidad de Lawaan en unión con todas las comunidades se regocija por la gran fiesta del Corpus Christi y, al mismo tiempo, por la celebración del regalo de la Vocación y Consagración de la novicia Joy Ablen de Jesus.

 

La profesión fue oficiada por el P. Fr. Dennis C. Baricuatro de St. Joseph Parish, Tabunoc. La profesión fue recibida por la Superiora local Sr. Christine Famulagan, Sch.P. representando a la Superiora provincial M. Isabel Takagi, Sch.P., y nuestra Delegada Provincial, M. Elena Rollan, Sch.P. que tampoco pudo unirse debido a las estrictas restricciones del confiniamento  de nuestra ciudad.

 

La profesión continuó sin problemas y solemnemente. Después de la profesión, almorzamos con el sacerdote. Y a las 3:00 de la tarde, esperamos la transmisión en vivo de la profesión de Ermelinda, en Bohol.

 

La Santa Misa empezó a las 3:00 de la tarde en el Centro de aprendizaje de Santa Paula en la comunidad de Cogtong, Candijay Bohol.

 

Antes de la celebración, Ermalinda Nekleu y las Hermanas de la comunidad tuvieron la oportunidad de recibir el Sacramento de la Reconciliación.

 

La celebración supuestamente se transmitió online, sin embargo, las condiciones climáticas obstaculizaron su conexión clara. El párroco, Rev. Fr. Asterio Felisilda, presidió la Santa Misa.

 

Las Hermanas de la comunidad pidieron la ayuda de las profesoras  para la liturgia y cuatro niños para ayudar en el coro. La profesión fue recibida por M. Roda Pescadero, Superiora local como representante de la Madre Provincial, Madre Isabel Motoko Takagi.

 

Con alegría, dimos gracias a Dios por el don de la vocación de Sor Ermalinda Nekleu y por su generosidad al entregarse a Él en la Escuela Pia. También extendimos nuestro sincero agradecimiento por el apoyo y las oraciones de nuestras Hermanas en los diferentes países del mundo y de nuestras comunidades de la Delegación.